hemocromatosis por Tania Hernáez Alsin
hemocromatosis por Tania Hernáez Alsin

Continuamos buscando nuevos puntos de vista y aportaciones referentes a la hemocromatosis. En este artículo vamos a destacar las explicaciones de la Doctora Tania Hernáez Alsina, profesional del Servicio Digestivo del Hospital San Pedro, sobre la enfermedad, sus causas, sus consecuencias y algunas recomendaciones para paliar sus efectos.

La Doctora Hernáez define la hemocromatosis como “la enfermedad que se genera cuando el organismo almacena más hierro del deseable”. Según explica en un vídeo patrocinado por el Gobierno de La Rioja y colgado en Youtube por Rioja Salud, el sistema público de salud de esta comunidad, “se trata de un estado de sobrecarga de hierro en nuestro cuerpo”.

¿Qué es la hemocromatosis?

“El hierro de los alimentos lo absorbe el intestino y una vez absorbido no hay mecanismo que pueda eliminarlo. Es decir, si el intestino toma más hierro del necesario, éste se acumula en los tejidos, articulaciones, hígado, páncreas, riñones, tiroides y corazón. Esto provoca lesiones con la consiguiente alteración en las funciones de cada uno de estos órganos”, describe la facultativa, quien añade que el diagnóstico y tratamiento precoz de esta enfermedad puede eliminar la sobrecarga de hierro, prevenir el daño de los órganos y permitir que los pacientes tengan una vida normal”.

La hemocromatosis es, según Tania Hernáez, “una enfermedad genética que se pasa de padres a hijos mediante la transmisión de un gen defectuoso. Se produce cuando se heredan dos copias de la mutación del gen: una del padre y otra de la madre”. En este sentido, la doctora apostilla que “el intestino de una persona con esta herencia toma una cantidad excesiva del hierro que contienen los alimentos ingeridos”.

Pero, como ya sabemos, aparte de la hereditaria hay otro tipo de hemocromatosis llamada secundaria. La Doctora Hernáez explica “ que se debe a una sobrecarga producida tras la toma de comprimidos de hierro durante más de 10 años, o bien tras múltiples transfusiones de sangre en pacientes con enfermedades hematológicas”.

Riesgos de padecer hemocromatosis

Pues, según aclara Tania Hernáez,  el riesgo está relacionado con “el número de familiares afectos y de la cercanía de su parentesco”. Asegura que los síntomas “pueden presentarse en la edad adulta ya que el hierro se va acumulando poco a poco desde el nacimiento. De esta manera, hacia los 30 años, pueden aparecer síntomas poco específicos: cansancio, falta de energía, dolor de articulaciones, disminución del impulso sexual, etc”. Hernáez añade que estos síntomas “se hacen más evidentes a partir de los 40 años”. Los síntomas “aparecen más precozmente en los hombres y en las personas que beben alcohol”, mientras que “en las mujeres, dan la cara tras la menopausia o tras una histerectomía”, explica.

Actualmente, la mayoría de los pacientes con hemocromatosis  hereditaria permanecen asintomáticos en el momento del diagnóstico. Como bien dice la doctora del Hospital San Pedro, el diagnóstico llega a través de “la historia clínica, la exploración, análisis de sangre especiales y análisis genético de la mutación del gen”.

Tratamiento de la Hemocromatosis

Es importante detectar la enfermedad, antes de que aparezcan los síntomas o las complicaciones, es decir, entre los 18 y los 30 años. Según detalla Tania Hernáez, el tratamiento “consiste en quitar hierro del cuerpo” y esto se consigue “con sangrías o flebotomías, ya que los glóbulos rojos tienen mucha cantidad de hierro”. Su frecuencia la determinan los resultados de los análisis.

Por el contrario, si detectamos la hemocromatosis cuando ya se ha desarrollado una diabetes o una cirrosis, “estas otras enfermedades requerirán un tratamiento específico”, además de las sangrías.

La Doctora Tania Hernáez recomienda además:

  • No tomar vitaminas que contengan hierro
  • Limitar la ingesta de carne roja, órganos y vísceras
  • Evitar comidas enriquecidas con hierro
  • No beber alcohol
  • Vacunarse contra la hepatitis A y B
  • Evitar el sobrepeso y practicar ejercicio

Además, concluye, “hay que animar a sus familiares a acudir al médico para realizarse los análisis pertinentes.

Dejar respuesta