Síntomas y causas de la hemocromatosis
Síntomas y causas de la hemocromatosis

A continuación verás al detalle qué es y en qué consiste la hemocromatosis, junto a sus síntomas y causas para descubrir si te afecta a tí o tus seres queridos: 

¿Qué es la hemocromatosis?

La hemocromatosis es una enfermedad hereditaria en la que el cuerpo absorbe demasiado hierro de los alimentos.

Y aunque el nivel correcto de hierro es clave para mantenerte saludable, el exceso de este mineral puede ser tan peligroso como una deficiencia. 

En la hemocromatosis el exceso de hierro tiende a acumularse en diversos órganos como: Hígado Páncreas  Corazón

Causando lentamente otras afecciones tan peligrosas como:Diabetes Problemas cardíacos  Enfermedades hepáticas. 

¿Cuales son los síntomas de la hemocromatosis? 

Los síntomas pueden dividirse en dos tipos:

Los que aparecen primero, siendo más frecuentes y los síntomas posteriores de la enfermedad: 

Los más frecuentes son:Fatiga sin motivo aparente Debilidad aún siguiendo un estilo de vida saludable Dolor articular a cualquier edad (Aunque en la mayoría de los casos aparece pasados los 50 años)  Dolor abdominal 

Los síntomas posteriores son: Diabetes Impotencia sexual y pérdida de deseo Problemas cardiacos Problemas hepáticos ¿Cuando aparecen los los síntomas? 

Aunque la hemocromatosis hereditaria es una afección que aparece desde el nacimiento, sus síntomas no se aprecian hasta una edad avanzada.

Los primeros comienzan a aparecer (Por norma general) entre los 50 y 60 años en varones, y a partir de los 60 en la mujer. 

Estas últimas aumentan sus probabilidades de padecerlos tras la menopausia. Debido a que el cuerpo ya no pierde el exceso de hierro durante la menstruación o los embarazos. 

¿Cuándo debo preocuparme por los síntomas de la hemocromatosis hereditaria? 

Lo primero que debes tener en cuenta es que suelen mejorar con una vida sana. Es aconsejable consultar al médico si: Padeces dos o más síntomas Si alguno de tus familiares directos la padece, recuerda que es una enfermedad genética. 

Existen pruebas médicas que determinan si heredaste o no el gen afectado.

Estas pruebas genéticas que, siempre debe llevar a cabo un experto, te ayudarán a salir de dudas. En caso de que el resultado sea positivo, te indicarán como prevenir los síntomas antes de que aparezcan, mejorando así tu calidad de vida. 

Veamos las causas para entender un poco mejor, de dónde viene: 

Causas de la hemocromatosis hereditaria

La hemocromatosis hereditaria es una enfermedad genética. Lo que quiere decir que las causas principales se deben a la mutación de un gen. En concreto el gen HFE.

Todas las personas heredamos un gen HFE de nuestra madre, y otro de nuestro padre. En ellos se han demostrado dos mutaciones frecuentes, conocidas como C282Y y H63D. 

Para saber si padeces alguna de estas dos anomalías, debes someterte a los análisis genéticos o pruebas de la hemocromatosis hereditaria.

Estas pruebas determinarán uno de los dos resultados:  Has heredado dos genes con hemocromatosis: En este caso tus posibilidades de padecerla y transmitirla a tus hijos son muy altas. Aún así debes saber que muchas personas que heredan ambos genes nunca llegan a padecer los síntomas. Si te sientes bien, es muy probable que no tengas hemocromatosis, pero si es conveniente que tus hijos se realicen las pruebas si algunas vez llegaran a padecer los síntomas. 

Has heredado solo un gen afectado: Cuando se da el caso, no puedes padecer la enfermedad, aunque sí transmitirla. Eres lo que llamamos un “portador”. Lo cual significa que tus hijos la podrán heredar, pero solo si reciben otro gen afectado de tu pareja. 

Lo más importante es no caer en el miedo y tener confianza en que, con buenos hábitos y un diagnóstico precoz, casi todas las afecciones son llevaderas, sin importar sus causas. Permitiendo llevar la calidad de vida que deseas y mereces. 

Si tienes dudas te invitamos a hacerte las pruebas, en especial si padeces los síntomas. 

Recuerda que necesitas dos genes portadores, y un así puedes no padecerla. En caso de que los resultados sean negativos también estarás más cerca de conocer las causas de tus problemas como: la fatiga, el cansancio o el dolor abdominal. 

La mejora de la salud está en tus manos, y conocer las causas de lo que te afecta es el primer paso para poner una solución, ya estemos hablando de cualquier tipo de afección o enfermedad.

Dejar respuesta